Eulen se escuda en la reforma laboral para no cumplir el convenio estatal

El comité de empresa de Eulen Seguridad en Cantabria, arrendataria de servicios de seguridad en la región para Petroquímica Dynasol o la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud, ha denunciado que la compañía pretende no acatar el convenio nacional de seguridad privada 2012-2014 y por ello ha anunciado movilizaciones en la comunidad autónoma.

eulen-dueño

De hecho, la empresa ha citado a los sindicatos mayoritarios del sector de la seguridad privada en Madrid el próximo viernes, día 22, para realizar un descuelgue salarial y de las condiciones de trabajo de los vigilantes “justificándose en la crisis económica y la mala situación de la empresa en el mercado”. Algo que, a juicio del Comité de Empresa de Cantabria, conllevará “más precariedad laboral, salarios tercermundistas y desánimo moral entre los empleados”.

Para el Comité de Empresa —con mayoría de miembros de USO pero también con presencia de UGT— es “intolerable” la actitud de Eulen, cuando la empresa en Cantabria ha demostrado tener “solvencia infinita para gastarse más 40.000 euros en despidos improcedentes e indiscriminados contra varios trabajadores” de la delegación cántabra.

Además, el comité aduce que la crisis parece que “no es disculpa” para “engordar” los ingresos de los directivos de la empresa, como el presidente, David Álvarez, que se ha subido el sueldo en diciembre de 2012 en 1.750.000 euros anuales (pasando a tener un una nómina de 2,6 millones de euros brutos al año). Además, duplicó la nómina de su hija, la vicepresidenta de la compañía, María José Álvarez, que ahora ingresa más de un millón de euros anuales.

El comité recuerda que David Álvarez defendió públicamente, en declaraciones a Europa Press, que hay que “trabajar más y vivir peor” para salir de la crisis. “Ahora, parece que se ha descubierto que trabajar más y vivir peor significaba que eso es lo que debían hacer los demás: en este caso, la política empresarial parece destinada a que, con las ganancias de las licitaciones de servicios públicos cántabros, se baje el sueldo a los vigilantes y se envíen a los directivos en Madrid las jugosas ganancias diferenciales”, denuncia el Comité de Empresa.

Además, a nivel local, Eulen Seguridad ha sido sancionada por Inspección de Trabajo por una infracción de carácter grave en su grado máximo al tener a numerosos trabajadores en Cantabria realizando una “enorme” cantidad de horas extras mensuales, aspecto “totalmente intolerable con el momento de crisis actual y el dramático desempleo que existe en el sector de la seguridad privada”, en opinión del comité.

En relación a incumplimientos del convenio colectivo estatal y el Estatuto de los Trabajadores en Cantabria, a Eulen Seguridad se le abrió un procedimiento administrativo sancionador al no otorgar una libranza mínima de un fin de semana mensual a los vigilantes de seguridad de varios centros de trabajo de Cantabria.

También, según las mismas fuentes, le fueron abiertas varias infracciones administrativas por obstruir la entrega de documentación sobre la situación de la empresa a los representantes de los trabajadores.

Igualmente califican de “lamentable” que haya tenido que ser la Inspección de Trabajo quien impusiera a Eulen Seguridad “un mínimo de medidas higiénicas y de entrega de equipos de protección individual” a los vigilantes de seguridad en sus centros de trabajo en Cantabria, como sucedió recientemente en la Petroquímica Dynasol.

Por todo ello, el Comité de Empresa ha “rogado” a la Dirección de Eulen Seguridad que “recapacite” su decisión de “escindirse o descolgarse” del convenio nacional de empresas de seguridad privada y que negocie con los representantes de los trabajadores una “dignificación” del sector y una revalorización salarial acorde al IPC español, dado que se ha perdido poder adquisitivo en los salarios de los trabajadores desde hace años.

Además, coincidiendo con el inicio en Madrid de las negociaciones el día 22 de febrero, el Comité de Empresa ha convocado una concentración de protesta a las puertas de la Delegación en Santander del Grupo Eulen, en la calle Ruiz de Alda, de 10.00 a 12.00 horas, en la que se pretende dejar constancia de la disconformidad de los representantes de los trabajadores ante la posición de Eulen, ya que en su opinión, el ámbito que debe regir en las relaciones entre trabajadores y empresa debe seguir siendo el Convenio Estatal de Empresas de Seguridad Privada 2012-2014, que ha sido firmado hace unos meses y del que exigen un “estricto cumplimiento” hasta su vencimiento.

Sobre nosotros

Somos, pioneros en el 2.0 digital en cuanto a noticias de seguridad se refiere. Tenemos una extensa trayectoria en todos los sectores de la seguridad, preferentemente en la seguridad privada, donde poseemos una gran experiencia.

Nuestro objetivo es facilitar el acceso a la información mas relevante y actual de una manera sencilla y rapida a todos aquellos, consumidores o trabajadores de la seguridad en todas sus variantes.

Follow Me on Pinterest
Latest Pins: