Héroes entre las llamas

Un cartero, dos policías locales, un guardia civil, un joven exvigilante de seguridad y un albañil participaron en el equipo de salvamento del incendio de este viernes en Ogíjares.

Fallece-anciana-herida-incendio-Granada EDIIMA20140315 0137 4

 

Un cartero, dos policías locales, un guardia civil, un joven exvigilante de seguridad y un albañil. Son los héroes anónimos del incendio de este viernes en Ogíjares, quienes conformaron el improvisado equipo de rescate que trató de salvar las vidas de Encarnación Roldán Santos, de 73 años, y de su madre, Ana Molina, una anciana centenaria, que se vieron atrapadas por las llamas, al arder el sótano del chalé en el que residían en la urbanización 'El Carmelo' de la localidad de Ogíjares.
Fernando Gordo, el albañil que colaboró en el salvamento, conoció la noticia de la defunción de Ana y expresó su pesar por el fatal desenlace. Él fue el primero en llegar a la vivienda siniestrada. «No era normal. Paré la furgoneta en mitad de la calle y fui hasta la puerta de la casa. Una mujer pedía auxilio y le grité que me abriera la puerta. Era la hija y nieta de las fallecidas».
Agustín Valero -el joven que sacó a la mujer centenaria-, se metió a por las mujeres. «No pude hacer nada por la mujer más joven. Cuando entré en el sótano de la casa, ya estaba muerta. Pero sí conseguí sacar en brazos a la otra, que había intentado protegerse del fuego detrás de una especie de mostrador. Era muy mayor. Tenía cien años y estaba muy mal».
Agustín, el improvisado rescatador, también fue trasladado a un centro hospitalario de la capital para ser examinado y permanecer en observación durante unas horas. Allí, enganchado a un gotero, recordaba su dramática aventura. «Vi mucho humo y me dijeron que había gente dentro. Ni me lo pensé, entré como pude y me encontré al fondo del sótano a la mujer que pude sacar a la calle. Un policía local de Ogíjares iba detrás de mí, dándome trapos mojados para poder respirar y, antes, parece ser que un vecino de la urbanización rompió los cristales de una ventana, que fue lo que me permitió respirar».
En las urgencias del Hospital Clínico, Agustín se cruzó con el marido de la fallecida. Los dos iban en silla de ruedas. «Lamento mucho todo. Yo hice lo que pude, si hubiera podido hacer más, no lo hubiera dudado». El esposo de la víctima mortal, que aún no sabía que era viudo, le contestó: «Muchas gracias hombre, muchas gracias por todo». IDEAL fue testigo de esta conversación en la puerta de entrada de una sala de rayos X, bajo las dependencias de Urgencias del Hospital Clínico de Granada
La causalidad quiso que, en ese momento, Agustín, acompañado de su pareja, pasara en su coche por las puertas de la urbanización El Carmelo de Ogíjares. «Íbamos a arreglar el ordenador y, cuando vimos el humo, paramos. Llamamos a dos policías locales que estaban por allí y ellos fueron los primeros en llegar. Yo nunca me he encontrado con nada igual y eso que he trabajado de vigilante de seguridad. Pero si me volviese a ocurrir, actuaría de la misma forma», decía en la sala de observación del Clínico.

Fuente: ideal.es

Sobre nosotros

Somos, pioneros en el 2.0 digital en cuanto a noticias de seguridad se refiere. Tenemos una extensa trayectoria en todos los sectores de la seguridad, preferentemente en la seguridad privada, donde poseemos una gran experiencia.

Nuestro objetivo es facilitar el acceso a la información mas relevante y actual de una manera sencilla y rapida a todos aquellos, consumidores o trabajadores de la seguridad en todas sus variantes.

Follow Me on Pinterest
Latest Pins: